lunes, 2 de febrero de 2009

Apresúrate
las cosas han sido sedadas
ya no quedan sino momentos
sino perfectos estados de dejadez

Apresúrate
entonces verás la iniquidad del tiempo
que los versos no se caen
sino una vez salidos de labio.

Detente
las cosas solo tienen reticencias
las estrofas se encaminan con la ausencia
de la luz que se llevaron tus ojos.

Detente
a contemplar el arroyo
la embestida del pasto
los colores sobrados.

Embiste
con la armonía que te han dado
-quien sabe de donde
engendraste ese estado-

y ahora haz lo que quieras
el mundo esta dado
y el movimiento lo marcará
aún así quieras, aún te resistas
el vislumbre de tus dias,
y el pulso de tu tinta.

1 comentario:

Micalca dijo...

Bellísimo.