sábado, 31 de enero de 2009

Someday never comes



video


Me reía de los que decían que tenía tiempo. Me reía de la vida por delante, de los años venideros. Reía no sin razón, porque un dia me pisó un camión a eso de los 20, con toda la vida por delante. Supe en el instante de mi muerte que debia recordar el ultimo segundo, el ultimo hálito de supervivencia. Y fue eso. Someday never comes. No hay mañana postergable, ni línea de tiempo. No hay razón para trazar una vida en una línea así sea horizontal, asi vertical.
Desde este lado, que es ninguno, porque es inimaginable, y la palabra inexequible se me viene a la boca que de hecho ya no poseo, quisiera decir sin articular palabra que el deseo me provoca la vuelta a la vida, que la vida hostiga mi vuelta para que yo no sienta que he perdido en mis 20 años ésta alegría del latir, el respirar y el conjugar los verbos según convenga.
¿Quien no sabe volver de la muerte? Me pregunto como si supiera la respuesta y sin meditarlo pronto lo sé porque la mente a dado lugar a alguna sabiduria absoluta y desde acá sólo quien no quiere no vuelve.
Tengo dos o tres locos alrededor que dicen no querer volver mientras se desgranan la cabeza pensando en qué será la vuelta. Yo que sí quiero, firmo el tratado de conveniencia y pronto estoy en casa. En la misma de siempre con el café que se enfría y un "al final es todo mentira ". Someday always comes. Entre el sueño y la vigilia.

viernes, 30 de enero de 2009

Tenía la ilusión de reconocerlo a primeras luces. Detrás del humo de aquel barcito de Corrientes -no menos meritorio que otros tantos de renombre- y el murmullo de toda esa gente que en el conjunto forman y se desdoblan en la nada misma.
Él me miró, anhelante de que lo reconociera, pero esquivé su mirada, ya sea por el humo ya sea por la nada.
En un momento nos cruzamos, pero ya era tarde. Se me venía la noche encima y él perdía los primeros entusiasmos.
Es entonces que me dije "No existe, es solo la ilusión".
Ví la última resolana y después la ambulancia.
Ese día perdí el amor, o perdí a dios, o sólo murió un hombre.
De cualquier forma me volvi atea con la ilusion de no perderme los tangos de las doce.
¿Quién dice que dios no estuviera esa tarde, o el amor, o la desgracia, detrás del humo del café y encima del resabio de la nada?-
Yo buscaba. Aposté. La banca siempre me gana.

martes, 13 de enero de 2009

Río verde brillá para nosotros

Ante la tarea que los medios de comunicación tienen actualmente de ser solidarios con el sistema que toma como una parte del mismo a los mal llamados recursos no renovables, los mismos dejan deslizar frases absolutamente inadmisibles para un conjunto de individuos con cierto rigor de pensamiento (no para la farsa inmunda de "la sociedad", está claro), que no obstante son admitidos (con un poco más, con un poco menos de gula en ellos) por ciertos conjuntos de individuos carentes casi por completo del ya mencionado rigor en el pensamiento (algunos de ellos carentes absolutamente).
Estas frases pintorescas (tan efectivas por su aparente absurdidad como podría ser "cuántos pares son tres botas) vuelven ridícula una entidad que supo tener a gente fusilada por un carabinero chileno o desaparecida por una dictadura argentina.
Anoche escuché una frase que ha superado todo precedente en este sentido y que me ha llevado a una risa amarga en un principio y luego a un silencio. Y es que fue más que asqueroso el momento.
Conmovido por la muerte de Alejandro Sokol, estando molesto con los comunicadores que saben perfectamente quién es la tota Santillán o Carla Conte pero que no saben que el bocha no tocó la guitarra en Sumo o que no era cordobés (entre otras pelotudeces que dijeron los mal llamados periodistas de TN), azorado por como tratan el asunto del desastre en Palestina, triste por el descrédito que se le da a la gravedad de la sequía que está deshaciendo los tipos de suelos en la región, apagué la tele y prendí la radio, para escuchar y no caer en la imagen. Mi sorpresa no fue menor cuando en un informativo de la una de la mañana dijeron la frase que puede ser no admitida o ingerida con arcadas o con placer:

"Las aguas del río Uruguay están verdes en este momento"

Lo primero que pensé fue que era una mentira atacando a la pastera pero luego recordé que nuestros dirigentes transaron con el poder transnacional y ahora bancan a la pastera y repudian a los que hasta hace unos meses apoyaban. Desechado este primer pensamiento que duró una décima de segundo, escuché la explicación:

"Debido al bajo nivel de las aguas del río Uruguay (otra cosa terrible dicha a la pasada, como algo nímio) los niveles de fósforo aumentaron considerablemente; una densa bruma cubre el cauce y una niebla nauseabunda se alojó sobre Gualeguaychú"

(En este momento yo quedé sin pensamientos)

"Los técnicos de Botnia aseguraron que la concentración de fósforo volverá a ser normal cuando suba el caudal del río"

...

Y luego:

...

Para luego casi ponerme a llorar y tratar de ver qué era todo esto. ¿Qué se supone que es toda esta información? ¿Qué es que las aguas estén verdes, que esté una nube nauseabunda en Gualeguaychú, que el nivel de concentración de fósforo es alto, que el río tiene un nivel bajo de agua, que los técnicos aseguren algo, que el nivel de fósforo vuelva a ser normal, que el río vuelva a ser normal?
Tratando de pensar en respuestas a estas preguntas, recordé explicaciones sobre la muerte de Alejandro dichas con total impunidad "se pasó, se dio una sobredosis" "y, estuvo en Sumo, qué querés" "es lógico que se haya muerto". Casualmente, son los mismos que opinan sobre los programas televisivos, ensalzando a carentes de todo talento como Tinelli o como los productores de "programas infantiles" que hacen trizas cualquier intención democrática; opinólogos que en público y para dejarlo lo más claramente posible se autoensalzan para superar su mediocridad, siendo también ellos parte de ese mundo miserable; y luego, reaparecía otra vez el río Uruguay (uno más que va a morir, como el Bermejo, el Limay, el Colorado, el de la Plata, el Pilcomayo, el Riachuelo) pidiendo a gritos que lo escucharan suplicar aunque sea un intento de explicación y yo trataba de dárselo pero no podía, no a toda esa serie de cosas atroces que están en forma de preguntas y en forma de un informativo trasnochado que no se repitió nunca y en forma de una frase absurda, bajo las formas que manejan los medios acutuales, para satisfacer a un sistema compuesto en su totalidad por recursos naturales cada día más destrozados y una mayoría de humanos explotados por humanos e imbéciles listos para ser usados con su consciencia de hijos
de puta dispuestos a consumir todo, hasta llegar a disfrutar de consumir su propia muerte.

A nadie escuché jamás desde los medios darle una explicación al río, aunque sí muchísimas otras, además de declaraciones y lamentos entre otras cosas: que "con buenos controles la pastera puede funcionar a un cien por ciento sin contaminar" (dirigente de Fray Bentos, falacia), que "los que cortan el puente son antidemocráticos" (Iribarry, falacia) "que es una tragedia que se enfrenten paises hermanos" (Cristina Fernández, falacia demagógica), "que el gobierno no permitirá más cortes en el territorio" (Aníbal Fernández, "siempre que no sean en su conveniencia" debió agregar, sino, falacia), "que los ambientalistas son exagerados" (Luis Delía, falacia);"que las cosas se arreglan por la vía de la justicia" (Daniel Scioli, falacia).
Por otra parte, los mediadores (por llamarlos de alguna manera), con una actitud obsecuente que incita al vómito, son funcionales a la mentira. Y los que consumen esto ponen cara de preocupados y gritan y tosen y luego hacen lo mismo por el resultado de Boca, por una puta más o menos conocida o porque no tienen monedas para el bondi.

Y esto es lo normalizado.

Y esto pasaba y pasaba por mi consciencia y no podía detener el sonido de las palabras únicas que podría decir sin cansarme nunca ante los que están contaminando al río Uruguay, los que impulsan la maquinaria mediática, los que promueven violencia, los que te tiran el auto encima y si te pisan mejor, los que festejan la navidad y el año nuevo tirando cohetes, los fachistas morales, los que dan explicaciones por la muerte del bocha, los que se ríen de los "locos ambientalistas", los hipócritas amparados en la religión, los que te roban cada vez que pueden, los que ven en una pelotita una cuestión de vida o muerte, los promotores del oscurantismo, los funcionarios criminales que tenemos, los que que tildan de soberbio al otro por envidia, los gozosos de ser pésimos, los que no les importa en lo más mínimo que el mundo esté cada vez peor, los que creen que el mundo es su ombligo, los que creen que porque no ven no existe, los que les da bronca esto que escribí y los forros que miran a Tinelli y a patito feo para hacerse una paja:

"HIJOS DE PUTA, VAYANSE TODOS USTEDES A LA CONCHA DE SU MADRE"

lunes, 12 de enero de 2009

Miedo

¿Y qué vamos a inventar si está todo inventado? ¿Qué vamos a escribir si ya escribieron de todo? La araña que no se queda quieta, la radio que no deja de decir pavadas, el pie frío y húmedo, la tele apagada, el monitor caliente, las lucecitas del modem tintineando anunciando una conexión de porquería. ¿Qué vamos a hacer ahora? Que son vacaciones y no tenemos nada qué hacer, que escuchamos música de los ochenta porque la de ahora no la bancamos y si la bancamos es porque nadie más la escucha.


Quiero regar el fondo y no puedo porque la manguera se desconecta a cada rato y está todo seco porque no llueve hace semanas, semanas y días, podría llegar hasta meses. Todo seco, como las calles, como las casas, como las cabezas. No hay una mierda en estos pagos, sólo personas. Personas con cabezas, con pies, con manos, con cuerpos que, sin embargo, reptan, reptan por las calles, por las plazas, por las veredas. Tratan de encontrar una salida a sus encaminadas vidas. Tratan de ocultarse del sol, pero no tanto porque lo necesitan para mantenerse calientes. Tratan de evitar el agua, aunque eso ya no es problema porque nunca llueve. Y cuando llueve, escapan a sus cuevas elevadas olvidando lo cuanto la necesitan para vivir. Sólo piden lluvia cuando el calor es insoportable y bajo esa creencia de que el agua trae el fresco. Si no fuera por eso más nadie pediría la lluvia de nuevo por acá; tal vez porque no la creen vital para la vida. ¡Ironía!


Y al fin, los pies a fuera de los zapatos ¡Al fin! Mientras sigue la radio de fondo y la pantalla ilumina mi rostro, pero no pasa nada. Allá a fuera, a fuera de los zapatos, no pasa nada. Adentro, en cambio, un mundo inmenso de bichos de todas clases y variados tamaños merodea entre la mugre y las partículas de nada; se plantea el comienzo de una nueva civilización, mucho más alegre, mucho más desorganizada, mucho menos civilizada. Y para el gran comienzo, el estallido del zapato en mil pedazos de distintos colores, regando de microbichos toda la habitación y luego escapando por la ventana, atacando el patio, después el jardín, después la casa de los vecinos y todo, todo lo que nos rodea hasta la vía de la otra calle y más allá. Entonces la lluvia cubriría todo para alimentar a las nuevas criaturas con sus aguas y los aburridos hombres ahora tendrían para entretenerse con la compleja batalla contra los organismos del zapato húmedo. ¡Vaya batalla!


Pero el teléfono suena y no importa cuantas vueltas dé la araña negra a la tela debajo del Ceibo en el fondo de casa, la lluvia no cae, el calor sigue, las personas sigues arrastrándose por un pedazo de dólar y David Bowie sigue cantando desde el pequeño parlante sobre la mesada de la computadora por encima del par de zapatos que contiene los miles de pequeños seres insignificantes. Más al fin de las vueltas, la telaraña estará completa y lista para pegajosear a todo insecto que se la lleve puesta y habrá un mosquito menos atentando contra la humanidad. ¡Uff, lo necesitaba!

sábado, 3 de enero de 2009

"Sobre la investigación como método pedagógico" por Zabala

Según esta metodología, la toma de posición ante un problema supone una acción sobre el mismo, una comunicación de los resultados obtenidos y una actuación consecuente. Para el Movimiento de Cooperación Educativa italiano, la investigación siempre comporta una acción que implica la modificación del medio, en contra del activismo ingenuo que imita la realidad sin intención de modificarla. Por lo tanto, el problema del uso del esquema de la investigación no se debe sólo a una coherencia con los procesos de aprendizaje, sino que lo esencial es que el aprendizaje científico de la realidad siempre parta de la experiencia. Esta experiencia desarrollará en el estudiante un "espíritu científico que se ha definido como una
costumbre general de considerar cada aspecto de la realidad física, natural, económica, y social, según el método del examen de los hechos, de la verificación experimental, de la razón crítica" (Ciari, 1980). Para el MCE, este espíritu científico es esencial en el desarrollo del "hábito democrático". En una sociedad democrática, el espíritu científico formará ciudadanos con capacidad de observar, de valorar, de elegir y de criticar, ya que este espíritu científico significa capacidad y aptitud para observar las cosas, pero, sobre todo, para interpretar sus relaciones. "La capacidad de plantear una hipótesis, de programar una experiencia, de sacar conclusiones, enseña al estudiante a pensar, a razonar, a comprobar si una cosa es válida o no; enseñar a distinguir a elegir; sin ella no existe hábito democrático.
"Una mente pasiva, inerte, conformista, no puede constituir una personalidad democrática" (Ciari, 1961). La metodología del MCE tendrá como objetivo primordial enseñar a formular proyectos de experiencias y sistematizarlos, discutir, establecer relaciones, realizar experimentos, sacar conclusiones, etc., como medio para contribuir a formar ciudadanos críticos, responsables y con instrumentos para intervenir en la realidad que los rodea.

Esto ocurre cuando no se aplica.

viernes, 2 de enero de 2009

Noche

Nos dispusimos ir hacia las altas murallas bajo las divisas que habíamos aceptado como ciertas (o de alguna utilidad). Había un recuerdo aún fresco de los normandos cuando sentíamos en el aire el perfume de la derrota que desde lejos nos llegaba, de las tierras que aún no habíamos visitado por última vez; la dignidad, los santuarios y la grandeza aún no nos habían siquiera rozado. Seríamos en la campaña unos doscientos, pocos de ellos ilesos y varios en un estado alarmante: todos pensábamos no obstante en las siete colinas y en lo que ellas guardarían.

Alguien dijo en ese momento que si se contaran algún día los sentimientos que rondaron toda aquella noche (noche en que la luna se burlaba claramente) sería un signo inequívoco de barbarie, porque los asesinatos posteriores a aquélla noche habrían de ser abominables.

Tal vez sea cierto ese dicho, como también que si alguien sabe de lo que hablan las líneas de arriba la barbarie retroceda unos pasos.



Descubrimiento


Navegando por la web me encontré con la discográfica independiente más desconocida, tal vez. Para aquellos que son amantes del folk-pop-indie-pycho-rock, y para aquellos que no, les presento Sunbeam. Ellos mismos se definen como los encargados de sacar a la luz material escondido que nunca ha tenído alcance masivo. Pero, ¡Qué material! No sólo abre el espectro musical que existió en las épocas doradas (60's, 70's), sino que permite adquirir ese material en vinilo o cd. Con tan sólo una vista rápida a la lista de artistas verán de qué estoy hablando.

Y de regalo fetiche, un disco que conocí gracias a esta gente:

Linda Perhacs "Paralellograms"


1. Chimacum Rain (1970)
2. Paper Mountain Man (1970)
3. Dolphin (1967)
4. Call Of The River (1969)
5. Sandy Toes (1967)
6. Parallelograms (1970)
7. Hey, Who Really Cares?
8. Moons and Cattails (1970)
9. Morning Colors (1969)
10. Porcelain Baked-Over Cast-Iron Wedding (1969)
11. Delicious (1969)
Bonus tracks
12. If You Were My Man [demo]
13. If You Were My Man [alternate take]
14. Hey, Who Really Cares? [with intro]
15. Chimacum Rain [demo]
16. Spoken Intro to Leonard Rosenman
17. Chimacum Rain [demo]
18. I'd Rather Love Someone I Can't Have (Than Have Someone I Can't Love)

Lo podés bajar aquí


jueves, 1 de enero de 2009

El sábado, el que mira el cielo hablaba del cosmos. Nos llevaba por el tiempo a conocer vikingos y presenciar la fundación de Kiev.
El viernes, me vinieron a visitar dos brujas y conmigo fuimos tres. Mas de una vez tuvimos que silenciar a Fabiana para escuchar lo que pasaba del otro lado del pasillo. El entorno exigia algo mas, y nos dispusimos a crear la primera parte del manifiesto fetichista.
Entre risas y pinotea le dimos forma a la solemne ridiculez.
Hoy, se dio origen a este blog.
Pasamos nosotros, y eso es mas que nada.

Bienvenidos al destello de ideas.

Cofradía estable:
Micaela Alcalde (Blonda normada)
Micaela Arroyo (La vie en rose)
Mariana Benedictto (Paradójica)
Amalia Gómez (Almendra)
Silveria Sassaroli (La que viene de la selva)
Daniel López (El que mira el cielo)
Pablo Ignati (Working class hero)
Belén Sepúlveda (Belerlina)

Cofradía inestable:
Marcos Lozano (El inestable)